domingo, 23 de octubre de 2011

Agua y pan.

EL escribía para ella, solo podía pensar y sentir como ella, aun después de tanto tiempo, - No le gustaba estar más de doce horas conmigo- - Es que te has hecho gigante y mi cama es pequeña… - decía sin piedad; yo solo sabía vestirme e irme aunque quisiera quedarme. Después de eso de haberme sacado fui a casa por mi guitarra y me fui a cantar a su puerta como imitando alguna película gringa, tantas veces por amor ejecute en vivo, escenas de películas extranjeras, bien hubiera querido que algo original se me ocurriera y seguro alguna vez lo hice... pero me confundo porque no se si querer asombrar a una persona es de naturaleza propia o ha sido un implante de los medios audiovisuales… que volvería hacer por ella? Una cajita de luciérnagas!!! Con ello sonreíria, cuando cante en su puerta temiendo que saliera a decirme intenso , abrio y su rostro estaba tierno, me besó y nos disolvimos perfectamente en su cama… ella era el hilo yo la tinta…. El techo, la piel… después de volver a tomar forma humana dijo: - Bueno ya! Me nace pintar y lo mejor de esta relación es poder decirte con frescura que allí está la puerta- -pinta conmigo, yo solo quiero mirarte.- le dije con cara de perro domesticado pero si puedo jurarte que vives en mi tórax respondió, …y cada segundo te haces más grande.. eso Me lo explico muy bien..pero yo ya era un adicto, no tenia mas forma para vivir que viviendo con ella, poder cuidar de ella, sorberla a cada instante...pero ella estaba indiferente ante mis deseos, al entender me vestí rápidamente, quizá ella sufriera un paro respiratorio o cardiaco, ya queria que me fuera… mientras me vestía pensaba… (Que chica más rara) y me fui por la calle donde empezaban a espesarse los arboles de almendras y desde eso no he dejado de caminar… es que es muy gracioso que usted por darme un poco de agua y pan... Piense que soy un indigente, no lo soy… realmente soy un idiota.